La crisis azota al país, fábricas que cierran, abuelos que no pueden pagar sus remedios, hambre y represión en las calles. En este contexto, un hombre pierde su empleo y decide probar suerte como payaso mientras otro es amenazado de muerte por su dealer. Un tercer hombre es injustamente privado de su libertad. Historias de conurbano y payasos sin risa.